Fira d’Art

A finales de los años 80, el Ayuntamiento se planteó la recuperación de la antigua feria de ganado de pie redondo que tanta fama había dado a Salàs. Las circunstancias de las transacciones comerciales, sin embargo, habían cambiado, y los mismos grandes ganaderos consideraban esta propuesta inviable.

La organización, por parte del Consell Comarcal del Pallars Jussà, de las Jornades del Color, en 1989 motivó a una serie de vecinos, en colaboración con el Ayuntamiento, a organizar la 1.ª Fira d’Art en 1990. Esta propuesta quería dar a conocer, de una manera innovadora, los espacios que habían servido para guarecer los animales durante los días de feria, sustituyendo las mulas por las obras de arte.